Visita Privada Alhambra

9 Cosas que no puedes perderte en Granada

 Qué mejor forma que visitar Granada saboreando cada rincón de la ciudad, del arte, la historia y los monumentos de interés de la ciudad.

La Alhambra

Alhambra desde San Nicolás

By Amjad Sheikh (Own work) [CC BY 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0)], via Wikimedia Commons

Es un lugar de visita obligada, un conjunto monumental que se encuentra entre el top de los lugares más visitados de España y Europa. La Alhambra en si misma cuenta con infinidad de rincones que merece la pena descubrir de manos de un guía profesional y experto, como con los que contamos en Follow Me Granada. Los palacios Nazaríes, el Patio de los Leones, los Jardines del Generalife, el Palacio de Carlos V e incluso la Alcazaba configuran un entramado arquitectónico complejo y que ha sufrido diferentes alteraciones y cambios con el paso de los siglos. La historia de la Alhambra es la historia del nacimiento y evolución de la propia ciudad de Granada, testigo de los cambios sociales, políticos y económicos de la capital y de su entorno.

La Capilla Real de Granada

Kolforn (Wikimedia) [CC BY 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0) or Attribution], from Wikimedia Commons

La Capilla Real de Granada se encuentra en pleno corazón del Centro Histórico de la ciudad. Situada entre la Catedral de Granada y la Madraza, la Capilla Real fue construída entre los años 1505 y 1517 por orden de los Reyes Católicos. El estilo gótico tardío, el enclave misteriosos y angosto y la exquisita decoración interior, con esculturas, pinturas, tablas flamencas e italianas y orfebrería (como la corona de los Reyes Católicos), hacen que la visita a este espacio sea obligatoria para los turistas.

En su interior se encuentran los sepulcros de ambos Reyes Católicos, Juana la Loca y Felipe el Hermoso. La historia de este enclave no está exenta de sus propias leyendas, como la que narra que durante la invasión napoleónica los soldados franceses asaltaron las tumbas de Isabel y Fernando y esparcieron los huesos por la calle. Se trata de un enclave de gran belleza histórico artística.

El Bañuelo

El Bañuelo
Se trata de unos baños árabes del siglo XI. Se encuentran en un excelente estado de conservación y están situados a los pies de la Alhambra, en la calle Acera del Darro, a mitad de camino entre Plaza Nueva y el Paseo de los Tristes. Fue uno de los pocos baños árabes que fueron respetados tras la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos. Se trataba de un enclave de tal belleza que fueron conservados a pesar de que entre los cristianos los baños árabes gozaban de mala fama (la tradición cristiana del medievo no era afín a los baños).

Actualmente son uno de los mejores conservados dentro de España y su visita es obligada para los visitantes de Granada. Se trata de un complejo amplio, con grandes bóbedas que disponen de múltiples tragaluces bien octogonales, bien con forma de estrella nazarí, sustentadas sobre grandes arcadas de estilo árabe. El responsable de la restauración y actual buen estado de conservación del Bañuelo fue Torres Balbás, arquitecto del siglo XX que fue pieza clave en la restauración de muchos de los enclaves de Granada tras el decadente estado en el que se encontraba la ciudad y sus monumentos tras el siglo XIX.

La Abadía del Sacromonte

Abadía del Sacromonte III
La Abadía del Sacromonte es un enorme complejo situado en el monte de Valparaíso (Sacromonte), que contiene las Santas Cuevas, la propia Abadía, el Colegio Nuevo y el Colegio Viejo de San Dionisio.

Esta imponente abadía data del siglo XVII, basada en el estilo arquitectónico de El Escorial. Su construcción finalizó en el siglo XVIII, con las últimas ampliaciones del complejo. En la Abadía del Sacromonte se encuentra uno de los archivos documentales más importantes de Andalucía, con más de 22.000 ejemplares entre los que se encuentran los libros plúmbeos o manuales médicos de Averroes. Se trata de un patrimonio cultural sin parangón en la ciudad de un alto valor histórico.

La Casa de Zafra

Situada sobre la acera del Darro, a escasos metros del Bañuelo, se encuentra esta casa Nazarí del siglo XIV. Una casa de dos plantas como muchas otras del barrio del Albayzín (que conforme avanzaban los Reyes Católicos hacia el sur, se fue poblando haciendo necesaria la ampliación de las viviendas existentes). Se trataba de una casa nobiliaria que tras la conquista de la ciudad, fue entregada al secretario de La Reina Isabel, Don Hernaldo de Zafra, junto a las propiedades colindantes. Tras el fallecimiento de éste en estos terrenos se construyó el convento de Santa Catalina de la Siena. Esta casa se mantuvo dentro de la propiedad durante años, lo que conservó su estructura prácticamente a la perfección durante años.

La Casa del Chapiz

Casa de Lorenzo el Chapiz (Granada)

La Casa del Chapiz se encuentra situada en la cuesta de nombre homónimo, justo donde arranca el camino que conduce hacia el Sacromonte. La Casa del Chapiz realmente contiene dos viviendas, la casa de Lorenzo el Chapiz y la casa de Hernán López el Feri, ambas de estilo morisco del siglo XVI, ambas ocupan una enorme parcela de terreno que contiene varias huertas y patios con unas singulares vistas a la Alhambra y al Albayzín.

Casa Museo Manuel de Falla

Manuel de Falla es un compositor gaditano, muy cercano a la ciudad de Granada, donde vivió durante veinte años. Aquí en la casa-museo se pueden descubrir los objetos personales, sus recuerdos y regalos. La casa conserva gran parte de los objetos personales del compositor, ya que huyó con vistas a volver tras la ejecución de su amigo, el poeta Federico García Lorca, y en la casa se conservan aún su piano, su escritorio y sus enseres personales.

El Hospital Real

Su escultura es gótica y plateresca. Se encuentra en las proximidades de los Jardines del Triunfo y el Convento de los Capuchinos. Dentro del hospital Real, se encuentra el patio de los Mármoles y el Patio de la capilla. Se trata de un imponente edificio cuya construcción fue iniciada por orden de los Reyes Católicos y finalizó durante el reinado de Carlos V, en el 1525. El hospital funcionó en primera instancia como hospital para pacientes de sífilis, pero con el paso de los años fue adquiriendo diferentes funciones, desde funcionar como hospital para enfermos mentales hasta residencia de ancianos. En 1971 el hospital pasó a formar parte de la Universidad de Granada, actual propietaria del enclave, cuyo uso principal es del de sala de exposiciones y biblioteca.

El Paseo de los Tristes

Si bien no se trata de un monumento en sí, este espacio abierto situado al final de la carrera del Darro es uno de los de mayor belleza de la Ciudad de Granada. Recibe su nombre de los cortejos fúnebres que por allí pasaban, ya que era la única vía de acceso al Cementerio de San José. Este nombre coloquial que le venía dado por las plañideras que allí se congregaban para llorar a los muertos es con el que se conoce hoy día.

Desde la amplia plaza abierta y peatonal que es el Paseo de los Tristes se puede apreciar una singular vista desde los pies de la Alhambra.