Visita el Albayzín

Granada es una ciudad que trasciende los muros de la Alhambra. Más allá de la ciudad palatina sobre la colina de la Sabika, nos encontramos con una ciudad dinámica con miles de rincones únicos por los que es un auténtico placer perderse. El viajero que pisa la ciudad por vez primera, es probable que de Granada haya escuchado mentar la Alhambra, pero que desconozca el patrimonio cultural vasto y sin parangón que circunda el entorno del centro histórico.

Desde FollowMe Granada damos un servicio integral para garantizar que los visitantes tienen opciones fiables para conocer la auténtica magia de la capital nazarí, esa que se cuece en las plazas del Albayzín, se alimenta con los quejíos del barrio gitano del Sacromonte y que se baña de la luz del Realejo. El centro histórico de Granada está rodeado de maravillas esperando a ser descubiertas, y nosotros te damos unas pinceladas de lo que sí o sí, debes ver en Granada. Hoy hablaremos del barrio del Albayzín. El antiguo barrio árabe de la ciudad.

Albayzín

De Jebulon – Trabajo propio, CC0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=21175790

El barrio del Albayzín está considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

El origen de esta zona de la ciudad se ha perdido en los anales de la historia. Los primeras trazas de civilización que se encuentran en el barrio son las de una muralla íbera que se construyó en algún momento entre los siglos V y I A.C. En el barrio abundan restos romanos y existe discrepancia en las población que quedó tras la caída del imperio. Tras la llegada de los musulmanes el principal núcleo de población que se encontraba en las inmediaciones de la ciudad era Elvira, situada en lo que hoy es el municipio metropolitano de Atarfe.

Lo que está claro respecto al Albayzín es que en él encontramos los primeros vestigios de la población Granadina como tal. Sería en el año 1013 cuando los Ziríes, que vinieron para combatir junto a Almazor, fundaron la Taifa de Granada, tras el ocaso del califato de Córdoba. Los Ziríes buscaron un enclave de fácil defensa y trasladaron la capital de la otrora Cora de Elvira a la nueva Medina Garnata. Construyeron una gran muralla defensiva que rodeaba por completo lo que hoy día se conoce como Albayzín.

Este barrio vivió su máximo esplendor durante el gobierno de la Dinastía Nazarí, un reino próspero y rico que vivía del comercio y que fue nutriéndose de una creciente población a medida que los cristianos avanzaban por la península. Mientras Europa entera se veía sumida en una profunda crisis, el reino Nazarí siguió creciendo y prosperando. Sus puertos centralizaban el comercio entre Barceloneses, Genoveses, el Magreb y el Norte de África.

Durante los siglos de gobierno de la dinastía Nazarí el Albayzín fue el barrio del pueblo llano y los comerciantes, quedando la Alhambra como ciudad de los reyes, la nobleza, ejército y servicio.

A día de hoy el barrio conserva su esencia original, calles estrechas que protegen del sol circundadas por casas de dos plantas pintadas en cal blanca. Las callejuelas están empedradas con el doble objetivo de que no se formasen charcos y de facilitar el agarre a los caballos que tuviesen que desplazarse por las cuestas. Estas calles forman un laberinto intrincado de difícil recorrido para el visitante, en el que es fácil perderse. Cada pocos cientos de metros las casas se abren y dan lugar a pequeñas plazas y plazoletas, generalmente entorno a fuentes de agua y aljibes.

El barrio del Albayzín cuenta con vistas inigualables de la Alhambra, allí se encuentran los miradores más conocidos de la ciudad de Granada. Un espacio donde confluyen la luz, las vistas y el aroma de los naranjos, los galanes de noche y las madreselvas que tapian las fachadas de los cármenes, la vivienda tradicional del Albayzín. Grandes casas con espacios ajardinados donde los musulmanes cultivaban vid para producir vino y comerciar.

Es de obligado paso para los visitantes de la ciudad de Granada el recorrer las zonas bajo y alto Albayzín. Si estáis planeando un viaje a Granada no dejéis de echar un vistazo a nuestras visitas guiadas por esta zona. Nuestros guías oficiales, granadinos enamorados de su tierra, te desgranarán los entresijos, leyendas e historias que completan la magia de este enclave único en el mundo.

VER VISITAS GUIADAS ALBAYZÍN