CUESTA MARÍA DE LA MIEL , UNA CALLE DEL ALBAICÍN CON UN NOMBRE MUY DULCE…

PERDIÉNDONOS POR EL ALBAICÍN Y SUS CALLES

Paseando por el Albaicín, barrio musulmán de Granada, nos encontramos con una calle muy dulce, la Cuesta de María de la Miel.
Se trata de una cuesta empinada que lleva del Aljibe del Gato a la Placeta de las Minas. Nos preguntamos de dónde vendría este nombre e investigando un poquito nos encontramos con una romántica leyenda.

Cuenta la leyenda que Selan Almaanzur, jefe de las tropas de Muley Hacen,y sus hombres sorprendieron una noche la importante villa de Zahara.Sus hombres pasaron a cuchillo a la mayor parte de sus habitantes, cogieron prisioneros a todos los que quedaron con vida, y así fueron trasportados a Granada, para que los hombres sirviesen como esclavos en las construcciones y minas, y las mujeres animaran con su belleza las delicias de la corte.Entre las hermosas que tocaron en suerte al feroz Salem Alhamar, se encontraba María de Hinestrosa, hija de un capitán cristiano, prometida hacía tiempo al alférez Fadrique de Saavedra . Selan Almaanzur no podía resistirse ante los encantos de esta mujer y reiteradamente solicitaba los favores de la dama quien no estaba dispuesta a ceder. María pasaba el día y la noche llorando su desventura o rezando para que la Virgen le sacara de aquel cautiverio, para así verse libre de su dueño y perseguidor y poderse casar, si aún vivía, con su adorado amante. Pero cuanto más se resistía más se avivaba su pasión.
Mientras tanto el prometido de María , Enrique ,tras muchas pesquisas conoció el paradero de su enamorada y se las ingenió para entrar en Granada disfrazándose y simulando ser el intérprete de un mercader de sedas .Por la noche mientras María paseaba por el jardín lanzó una nota con un ramo de jazmines dando a conocer sus intenciones. A la noche siguiente tras recoger su nuevo ramo, Selan el sarraceno sale de entre los mirtos e intenta poseerla, María logra zafarse y llegar al aljibe donde caen las flores, mientras Enrique entra en el jardín y ante los asustados criados lucha y consigue llevarse a María, mientras los jazmines dejaron el dulzor a las aguas del aljibe. Por esta apasionante historia se llama esta calle Cuesta María de la Miel recordando a la bella dama secuestrada y la existencia de un aljibe árabe asal-jiab ( aljibe de la miel) cuyas aguas decían algunos eran sumamente dulces.

Esta es una de las muchas leyendas que hay presentes en el barrio mágico del Albaicín, un entorno único y especial en donde te invitamos a perderte con nosotros. Si queréis pasear por las laberínticas calles de la zona y conocer más anécdotas e historias sobre este lugar no dudéis en uniros a nuestras visitas guiadas con nuestros guías locales, que te acompañarán a lo largo de un recorrido por este especial entorno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *