Visitar el Sacromonte por primera vez: puntos que no debes perderte.

Los cuatro puntos que tienes que ver si vas a visitar el Sacromonte por primera vez

Si estás planeando una visita a Granada, lo más probable es que hayas leído eso de que el barrio del Sacromonte es uno de sus puntos obligados. Lo confirmamos: visitarlo constituye una actividad imprescindible.  Por sus cuevas, por el flamenco, por sus vistas. Pero también por su historia. Este barrio, hace años marginal, se ha convertido hoy en un lugar turístico que, no obstante, guarda dentro de sí mucha vida. Una de las zonas que mejor muestran algunos de los elementos más icónicos de la Granada antigua. Sigue leyendo: te contamos todo lo que tienes que hacer la primera vez que vayas a visitar el Sacromonte.

Un viaje a las cuevas del Sacromonte

Quizás uno de sus factores diferenciales sea el hecho de que las construcciones tradicionales del Sacromonte, las viviendas del barrio, suelan ser cuevas. El lugar, que comprende la ladera septentrional del Valle de Valparaíso, emerge sobre una orografía con un desnivel muy pronunciado. Así, los que allí se asentaron construyeron sus casas excavando en la colina, conformando habitáculos cuya fachada recuerda a la de una vivienda normal, pero que, al fin y al cabo, están introducidos en la tierra.

Hoy, encontramos multitud de cuevas en el Sacromonte: desde aquellas que viven al borde de la ilegalidad, hasta las que se han regularizado, albergando incluso negocios dentro de ellas. Buen ejemplo son las cuevas en las que se esfuerzan por mantener la tradición flamenca, celebrando actividades como la zambra.

Miradores del Sacromonte

Como punto alto de la ciudad, el Sacromonte está lleno de rincones desde los que mirar la belleza de la provincia. Encontramos miradores en sus afueras, en entornos naturales, pero también otros plenamente integrados en sus calles.

El mirador de la vereda de en medio, uno de los más populares, nos permitirá deleitarnos con la Alhambra; desde allí encontraremos una perspectiva que nos permitirá disfrutar del monumento de forma pura: como no se percibe el palacio de Carlos V, el visitante podrá ver el conjunto monumental de la Alhambra tal y como era en su origen, sin las expansiones del renacimiento.

Por si fuera poco, el citado mirador está cerca del siguiente punto caliente dentro del Sacromonte: el Museo Cuevas del Sacromonte.

Museo Cuevas del Sacromonte

Situado en pleno Barranco de los Negros, frente a la Alhambra, el Museo Etnográfico y medioambiental del Sacromonte nos da la bienvenida con el objetivo de poner en valor el legado patrimonial de su entorno.

A lo largo de 10 cuevas, podremos observar las condiciones de vida y los oficios tradicionales de los que un día fueron sus habitantes: cestería, cerámica, telar…además de exponer multitud de información sobre el trogloditismo y el flamenco.

La Abadía del Sacromonte

Monumento del siglo XVII y hoy edificio histórico que funciona como parroquia y museo eclesiástico: es en la zona alta del Sacromonte donde encontraremos, por fin, su famosa Abadía.

El edificio tiene tres partes: la abadía, el seminario y la colegiata. Las tres cuentan con un increíble patrimonio: cuadros, obras de arte y objetos de valor incalculable. Un espacio que hace gala de ese aire barroco-granadino tan representativo, con diversas muestras de orfebrería y pintura.

Y no sólo eso: si queremos, podremos ver los libros plúmbeos o plomos del Sacromonte. Veinticinco libros encontrados en la Abadía que guardan dentro de sí, aparentemente, la historia de Granada. Y decimos aparentemente porque su autenticidad es un misterio: muchos hablan de ellos como una de las falsificaciones más sonadas de la historia.

Así, los libros plúmbeos, para los expertos, fueron el último intento de los moriscos granadinos por salvar su religión y su vida: cuentan los que han podido leer ciertos pasajes de estas placas de plomo, que en ellas se encuentran una serie de textos en árabe que conformaban un plan para acercar el cristianismo triunfante del siglo XVI a un islam que luchaba por mantenerse vigente.

Visitar el Sacromonte con Follow Me

Followme Granada te ofrece la posibilidad de adentrarte en este espacio mágico y único en el mundo. Con nuestros guías podrás descubrir las leyendas que, por tradición oral, se han transmitido de generación en generación que ayudan a mantener el misticismo y misterio del barrio. Podrás adentrarte en el Museo de las Cuevas del Sacromonte, un espacio diseñado para que el visitante conozca como era y son las cuevas tradicionales, como se vivía en ellas y como estaban configuradas para los quehaceres cotidianos. Visitaremos también el barrio del Albayzín y, al finalizar la visita, tendréis la posibilidad de asistir a un espectáculo flamenco tradicional en uno de los tablaos más emblemáticos de la ciudad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *